El Diario de Gualeguay
Desde 1901 al servicio de la región
54 3444 412846
Viernes, 15 de diciembre de 2017
SUPLEMENTOS • CAMPO Y CHACRA
sábado, 15 de abril de 2017
MIRADA AGREMPRESARIA-El agro local y las empresas de triple impacto
En estos días se conoció una noticia que sacudió la opinión pública del principal centro financiero del mundo. La compañía de autos eléctricos Tesla Motors, fundada por Elon Musk, logro una capitalización en la bolsa de Wall Street, superior a la de Ford y General Motors. Mas allá de algún traspié por alguna burbuja financiera, generalmente cuando el mercado comienza a posicionarse está marcando una tendencia de para donde va la cosa.
¿Pero cómo se relacionan las decisiones de los inversores de Wall Street con el agro local y como puede llegar a impactar?

Bueno. En primer lugar lo que se ve venir es que la tendencia de las empresas onda verde o de triple impacto es cada vez mas irreversible. El desafío será como se inserta el modelo actual de producción agropecuario argentino a esta tendencia que crece alrededor del mundo.

¿Que son las empresas triple impacto o empresas B?
Se denomina de esta forma a las empresas que no solo buscan el rédito económico para su propietario, sino que además, generen un impacto social y tengan un grado de preservación del medio ambiente. Eso no quiere decir que para adecuarse a esta nueva tendencia de la economía mundial, los emprendedores deban relegar ingresos en pos de el desarrollo social y el establecimiento de políticas para reducir el impacto ambiental de sus procesos productivos. Más bien puede que sea todo lo contrario, como en el caso de Tesla, que ya logro superar la capitalización en la bolsa, por sobre las dos principales marcas de autos norteamericanos.

Pero vayamos al medio local. ¿En qué condiciones estaría una pyme tradicional del sector agropecuario local de poder certificar en el segmento de empresas B? Es un problema de modificar los sistemas productivos o de brindar información precisa del impacto ambiental de los procesos productivos actuales? Bueno, por ambos caminos me parece que se puede encontrar la solución. Los productores deberán prestar especial atención a las buenas prácticas de manejo tanto en ganadería como en agricultura. Está claro que la actividad agropecuaria tiene un impacto ambiental por el solo hecho de estar a cielo abierto y porque durante muchos años se busco hacer más eficiente el negocio, aumentar los kilos de granos o de carne por hectárea en base a la tecnología y a los procesos productivos. El desafío de los próximos años es encontrar el equilibrio entre producir de manera rentable, y preservar de la mejor manera el principal recurso de la actividad, la tierra. Pero esto no solo por una cuestión medio ambiental por sí sola, sino porque el mismo mercado está presionando para ir para ese lado, con lo cual en el futuro será una cuestión comercial, es decir, el mercado va a encontrar la manera de pagar un plus por los comodities de empresas b, por sobre las tradicionales.

En definitiva, a los problemas que ya arrastra el modelo de negocios tradicional de la empresa de producción agropecuaria local, en términos de rentabilidad y la búsqueda de valor agregado, se le suma un nuevo desafío, el de ser sustentables social y ambientalmente. Y esto ya no como una cuestión de snobismo o filantropía, sino con un fin económico y determinante para la empresa, dado que el mercado está arrastrando para ese lado.

gonzalomdezan@gmail.com