El Diario de Gualeguay
Desde 1901 al servicio de la región
54 3444 412846
Viernes, 24 de noviembre de 2017
SUPLEMENTOS • GUALEYOS
domingo, 12 de noviembre de 2017
Chela Diez y su grupo por el maravilloso norte de España 2ª parte
Junto a Chela y Betty Diez, Mary Arnaudín y María Elena Petre paseamos la semana pasada por Logroño, Pamplona y Zaragoza. Hoy, Chela, la cronista del grupo, nos comenta del recorrido por San Sebastián, una de las ciudades más hermosas y emblemáticas del norte de España.
San Sebastián de Donostia
Llegamos a San Sebastián de Donostia, una ciudad muy señorial que tiene su casco antiguo, como también edificios muy grandes y modernos. Se hablan dos lenguas, el español y el eusquera ó euskera.

En esta ciudad es donde se hacen los famosos festivales de cine. En septiembre le dieron el premio Donostia a Ricardo Darín por la película “La cordillera”.
En la parte vieja de la ciudad se encuentra el Teatro Victoria Eugenia. Más adelante están los Jardines de Pierre Duhart, frente al Palacio Provincial que tiene un gran escudo flanqueado por sendos tenantes (esculturas que acompañan a los emblemas).
Los bancos están en la zona comercial, precisamente en la Avenida de la Libertad. Pasamos por el puente de Doña Catalina que fuera de madera desde 1377 hasta 1782, luego de piedra.

Cruzamos por el puente de María Cristina que data de 1805 y que, reformado, consta con impactantes y hermosas esculturas de la paz y del progreso. El edificio, de estilo neogótico, impacta por su altura y es el templo más grande de Guipúzcoa, país vasco.

Siguiendo con la arquitectura de San Sebastián, una característica llamativa es que en sus esquinas de todos los edificios tienen su fachada redondeada.
Debajo de sus puentes corre el río Urumea que desemboca en el Mar Cantábrico y por él han navegado embarcaciones que intervinieron en la Armada Invencible.
Hay una calle llamada “Amigorrieta” (puerta roja) en la que todas las puertas de las casas residenciales están pintadas de rojo.
A San Sebastián la rodean tres montes, Urgull, Igueldo y Ulía. Al Igueldo se puede subir en teleférico. Debajo está la playa de Zurriola con olas muy altas en las que practican surf. Allí también se brindan conciertos.

En otro lado de los montes, en su cima, está la estatua gigante del Sagrado Corazón y enfrente la isla Santa Clara a la que iban cuando había epidemias.
En el cruce de las calles Santa María y San Vicente se encuentra el casino, al que, en un tiempo pasado, concurrieron Mata Hari, reyes y nobles.
Frente al Ayuntamiento hay bellos jardines y allí está la Playa de la Concha, muy amplia y con una arena bellísima. Pasamos por el famoso Hotel De Londres con más de 100 años y el más emblemático de la ciudad.

En agosto, justo cuando estábamos allí se realiza la Semana Grande con festejos todos los días y a la noche la gente se queda en la playa para apreciar los fuegos artificiales que son los más importantes en Europa.

Continuando por la calle paralela a la playa está la Playa Real en donde se bañaban los reyes. Ahora veranean en Palma de Mallorca.
El carnaval se festeja con grandes comparsas llamadas “La Tamborroda”. Las 24 horas están desfilando con más de doscientos integrantes cada una bailando al compás de la música de los años `60, `70, `80. Es una semana de plena fiesta.

La Catedral del Buen Pastor está en el área romántica. Fue inaugurada en el año 1897 por la reina regente María Cristina de Austria, y su hijo, el rey Alfonso XIII, y la infanta María Teresa.

Los deportes en su mayoría de llevan a cabo en el mar: regatas, canotaje, natación, juegos en el agua, surf, entre otros. El deporte vasco por excelencia es la pelota a paleta en sus diferentes versiones, de ahí sus nombres.

Visitamos la Villa Puyo en la cima de una colina, allí murió la Beata María Pilar Izquierdo. Es una hermosa construcción que funciona como Residencia Espiritual y uno se puede quedar como si fuera un hotel.

Terminamos el recorrido en el Hotel Reina Cristina y enfrente al Teatro Victoria Eugenia ubicados en el paseo marítimo.
San Sebastián de Donostia fue hasta 1854 capital de la Cantabria.
(continuará)