El Diario de Gualeguay
Desde 1901 al servicio de la región
54 3444 412846
Domingo, 21 de octubre de 2018
REGIONALES • ACTUALIDAD
Dr. Carlos Legna Verna
domingo, 11 de febrero de 2018
“Los economistas que no contemplan lo social, en la práctica son muy peligrosos”
El Dr. Carlos Legna Verna estuvo unos días en nuestra ciudad y compartimos con él una agradable charla acerca de su especialidad, la economía, con una mirada que abarca lo social y lo filosófico. Recordemos que el Dr. Legna reside en Tenerife desde hace varios años, lugar donde se siente muy cómodo, tanto por su geografía, como por su gente. A pesar de estar retirado, sigue en contacto con colegas de la Universidad de La Laguna lo que le permite seguir desplegando actividad intelectual y cultural.
Transcribimos párrafos de los principales tópicos que tratamos:
Dr. C. Legna: “Como es sabido soy economista y con un grupo de colegas seguimos haciendo trabajo para la Comisión Europea, para el gobierno canario. Algunos trabajos tienen que ver con la economía pura, aunque el grupo y yo mismo pensamos que la economía en la vida real nunca debe ser enfocada solamente desde el ámbito económico; porque si se toman medidas desde esa perspectiva, se olvidan otros aspectos muy importantes. Al no considerar aspectos sociales, finalmente se tienen consecuencias sobre el mismo proceso económico. Los economistas que no contemplan lo social, en la práctica son muy peligrosos. Hay organismos que han sido muy ortodoxos, pero que han tomado conciencia del peligro a raíz de los resultados de la política económica. Aunque se tenga una visión puramente economicista, los aspectos sociales- culturales deben ser tenidos en cuenta, aunque no se los considere importantes porque tienen consecuencias sobre el proceso económico”.
“Para entender qué es el desarrollo se debe tener
una visión centrada en el hombre”
Más adelante se refiere a un libro que pronto estará publicado: “Justamente he terminado un libro que lo publicaré en el transcurso de este año. El mismo trata sobre qué entendemos por desarrollo. Allí enfatizo que la visión restringida al ámbito económico, que sólo es el crecimiento del producto bruto, ya es dejada de lado, pues para entender qué es el desarrollo se debe tener una visión centrada en el hombre. Ese libro se lo he dado a leer a algunos amigos para recibir críticas y posiblemente lo esté editando en Madrid. Lo he titulado “¿Qué es el desarrollo? Una visión centrada en las personas y en su libertad”.
El Dr. C. Legna aclara más sobre la temática del libro: “Esto de la libertad no es una cuestión menor, porque tener bienes físicos asegurados sin libertad, no implica desarrollo. La libertad es esencial al ser humano; esto tiene sus raíces en Aristóteles, algo de Platón, en Immanuel Kant, por eso soy más filósofo que economista”.
“Yo soy muy crítico en algunos aspectos de la docencia referidos a la economía porque se da mucha importancia a la cuestión técnica, a los modelos matemáticos, que son fundamentales, pero hay que saber suficiente matemática como para conocer sus limitaciones”, aclara el Dr. Legna.
“En otros aspectos, estoy trabajando mucho en lo que se llama “modelos cualitativos”. En ellos se pueden incorporar en ellos aspectos de la realidad que no se pueden cuantificar. Muchas veces los modelos económicos dejan de lado lo que no se puede cuantificar y es realmente importante; por ejemplo, la cultura”.
Más adelante conversamos sobre la Unión Europea, las consecuencias del desmembramiento y el futuro: “Yo creo sinceramente que Europa está para quedarse. Debo reconocer que aquí se confunden los pronósticos con los deseos. La UE continúa porque es un proyecto muy interesante desde el punto de vista del bienestar de las personas europeas, como también un proyecto importante para el mundo. El proyecto europeo ha tenido etapas difíciles, el brexit fue una y lo ha soportado muy bien. En relación con el brexit, los ingleses se han dado cuenta ahora de lo que pierden al salir de la UE”.

“Considero que los grupos separatistas
capitalizan una cierta resistencia de grupos sociales
que se sienten mal con los procesos actuales del mundo”

Conversamos acerca de los motivos del desmembramiento de la EU: “Vale la pena reflexionar un poco acerca de los movimientos de tipo separatistas que se están dando. Un caso es el movimiento separatista catalán, otro es el brexit, otro es el de la extrema derecha europea cuyos programas políticos insisten en la salida, por ejemplo de Francia. Es bien interesante ver como algunos movimientos que se creen progresistas están apoyando a estos grupos que buscan la destrucción de la UE. No es solamente el caso catalán o el brexit, sino también el grupo de Le Pen, en Francia, donde grupos de extrema derecha hicieron publicidad a favor del brexit, pero mintiendo. Es difícil saber qué buscan simultáneamente o de manera coherente entre sí los de la derecha francesa como Le Pen y compañía, como los catalanes, como los del brexit. Lo que sí creo es que capitalizan una cierta resistencia de grupos sociales que se sienten mal con los procesos actuales del mundo. Es una cuestión que me parece importante y en ese sentido hay un aspecto común en lo que alimenta a la extrema derecha y que para mí va más allá del brexit, los catalanes y la extrema derecha francesa, es la elección de Trump en Estados Unidos”.

Sobre el descontento de algunos grupos y el avance de la extrema derecha, considera: “¿Qué ocurre en el mundo? Por ciertas características de desarrollo y economías de mercado se producen fenómenos que les hace difícil la vida a ciertos grupos, falta de ingresos, la tasa de “paro”, como dicen en España, o el desempleo en Argentina. Son grupos que se sienten muy mal ante un mundo que cambia a altas velocidades. A esos grupos los capitaliza la extrema derecha. Por ejemplo, en Francia, los grupos marginados votaban a la izquierda y hoy lo hacen a la extrema derecha. Son los mismos que han votado a Trump, un fenómeno muy interesante, ya que fue más votado en las viejas áreas de industrialización en crisis. Lo mismo ocurre en Francia donde las viejas áreas de industrialización son las que votaron la extrema derecha. Están en crisis o se desplazan a países en vías de desarrollo, como puede ser México. Considero que esto se ve facilitado por las políticas de ajuste que se están aplicando y que no encuentran soluciones para estos grupos sociales. En última instancia son políticas de ajuste que en sí llevan muchas décadas y que son parecida a las que aplicó el Fondo Monetario en América Latina, con consecuencias sociales muy graves”.

“Considero que hay que definir nuevas formas de política económica que eviten crisis tan fuertes. Esas políticas económicas no son tan nuevas porque en realidad hay países que han sorteado la crisis del 2007, sin aplicar este tipo de políticas de ajuste, como son los países nórdicos que se han resistido a la aplicación de esos modelos y no han tenido las consecuencias que sufrió España, ni qué decir de Grecia. Otro caso interesante es Islandia, que tuvo una crisis bancaria importante; se resistió a aplicar las políticas de la Comisión Europea y los resultados fueron bien distintos. La C.E. aconsejaba salvar a los bancos y muchos países se resistieron. En los que aplicaron tal consejo, como por ejemplo España, la crisis la pagaron los más pobres. Y, después de la crisis, la distribución de los ingresos se volvió mucho más favorable a los ricos. Los que no tuvieron nada que ver, los más pobres, tuvieron que hacerse cargo de la crisis con desempleo, con salarios menores, con educación más cara, con menos servicios de salud, algo totalmente injusto. Considero que hay otras alternativas de políticas económicas”, amplía el Dr. Legna.

LEA MÁS EN LA EDICIÓN IMPRESA