El Diario de Gualeguay
Desde 1901 al servicio de la región
54 3444 412846
Lunes, 17 de diciembre de 2018
NOTAS LOCALES
Disc-jockey, el arte de seleccionar música
lunes, 12 de marzo de 2018
Nani Lacorazza: “Es gratificante lograr la diversión y el buen humor”
El Día Internacional del DJ se celebra cada 9 de marzo según fue declarado por la Unesco como una iniciativa para conseguir que los disc-jockey (castellanizado disyoqueis) de todo el mundo donen su paga de este día para ayudar a las personas que más lo necesitan. Si bien la celebración fue el viernes pasado, nos pareció oportuno reflejar las vivencias de uno de los nuestros, el DJ Nani Lacorazza, y a partir de esta nota saludar a todos los disc-jockeys de nuestra ciudad y localidades vecinas.
“El gusto por la música siempre estuvo desde niño. Tome clases de piano cuando era niño, mi cuenta pendiente es aprender a tocar la guitarra, un instrumento que me gusta mucho y no lo descarto como objetivo”, comienza diciéndonos Nani Lacorazza, para luego seguir evocando: “Corría el año 1991 cuando tenía unos 14 años; amigos allegados al boliche La Fabrica Discoteca me participaban de momentos relacionados con los fantásticos equipos de iluminación y sonido que había allí. Con mates de por medio, presenciaba muchas veces el mantenimiento y la prueba de estos equipos en días de semana por las tardes.

Nani continúa recordando con afecto especial al lugar donde se inició como DJ: “Allí nace una pasión y un gran deseo de ser parte de las noches de La Fabrica; mis primeros pasos como iluminador comenzaron allí. En ese momento, tuve la suerte de trabajar con un DJ distinto por fin de semana, ya que eran 4 en forma rotativa, de la provincia de Santa Fe. De ellos adquirí mis primeras experiencias muy valiosas para iluminar, ya que en esos tiempos nada era robotizado; el oído y las manos seguían el ritmo de la música con las luces”.

“Mis primeros pasos con la música empiezan en el mencionado boliche, ya que el señor Luis Méndez Dj en ese entonces, es quien me enseña a colocar la púa en el disco, a corregir velocidades, a escuchar un ritmo con un oído y uno distinto con el otro simultáneamente para lograr la mezcla de golpes en tiempo y fusionar canciones”, recuerda Nani, para continuar: “Esta actividad requirió de mucha práctica para lograr los famosos enganches, mezclas de canciones”.
Luego busca otros rumbos: “Comencé entonces a pasar música en los famosos boys antes de la trasnoche. En un corto plazo formamos un equipo de trabajo con el señor Oscar Madonni DJ, a quien observé mucho y aprendí de sus conocimientos. Me desempeñé como iluminador y DJ durante años en boliches como el mencionado y Xangó Disco.”

En busca de la independencia laboral: “Un buen día decidí ir por mi propio sonido y mis primeras luces; esto fue en el año 2004, cuando comenzó mi nueva etapa de servicios de sonido e iluminación en eventos privados, como cumpleaños y bodas. En el transcurso del tiempo como DJ de eventos viví muchas experiencias; estuve en aniversarios de diversos clubes de nuestra ciudad, muchas veces con shows en vivo que asistí con sonido y luces, fiestas de egresados, años consecutivos de éxito, inauguraciones de locales y salones, competencias, actos importantes como los 25 de Mayo iluminando escenarios. Hace unos años viví en la provincia de Buenos Aires donde pude expandir mis conocimientos encontrando gente relacionada con los eventos. Tuve mi paso por algunos salones donde mi música estuvo presente. Brindé servicios, en repetidas oportunidades, de sonido e iluminación a un destacado banco en las instalaciones de SOFITEL Reserva Natural, conocido hotel en Cardales sobre Panamericana.”

Le pedimos que nos hable de la experiencia en las fiestas: “Las fiestas son muy diferentes unas de otras, algunas por sus magnitud y diferentes exigencias de servicios. Por lo general, la reunión se da con el interesado en contratar servicio de sonido e iluminación, o el organizador de eventos contratado. Una fiesta que queda en mi memoria fue el pasado 9 de Julio de 2017 en nuestro querido Club Social; todo mi servicio estuvo presente, funcionó perfecto, experimenté una tanda de música con video proyectada en el techo del lugar, la gente respondió fantásticamente bailando y observando los clips en forma innovadora”.

Con respecto a sus equipos nos manifiesta: “Mis equipos de sonido son dos. Están siendo renovados periódicamente, tanto el sonido, como la iluminación. La tecnología avanza mucho y rápidamente; esto me obliga a no retrasarme con la vanguardia para poder alcanzar mis objetivos”.
Para finalizar N. Lacorazza nos dice: “Disfruto mucho de lo que hago, el armado de un salón siempre es una satisfacción; divertir a la gente y lograr el buen humor es muy gratificante”.