El Diario de Gualeguay
Desde 1901 al servicio de la región
54 3444 412846
Martes, 11 de diciembre de 2018
SUPLEMENTOS • SER MUJER HOY
viernes, 10 de agosto de 2018
Cómo guiar a tus hijos en la selva de Internet
Las pantallas están en todos lados. ¿Es posible controlar el tiempo que los chicos pasan frente a ellas?
Las pantallas están en todos lados. Por lo que controlar el tiempo que un niño pasa frente a ellas es cada vez más difícil para los padres. Para complicar las cosas aún más, parte del tiempo que los chicos pasan frente a ellas puede ser educativo y contribuir a su desarrollo social. Entonces, ¿cómo controlar el tiempo que pasan frente a las pantallas?

"La realidad es que los dispositivos tecnológicos se integran en el esquema corporal y simbólico de los niños. Para esta generación de niños mostrarse e interactuar online se revela como condición de existencia y pertenencia social, además de un espacio donde explorar su identidad, intercambiar con otros y socializar. Están acostumbrados al acceso inmediato y permanente a la información y para ellos, el mundo on y off line conforma un todo integrado. No participar en estos medios, en algún sentido, para ellos, equivale a no existir", explica Mariela Mociulsky, socia y directora general de Trendsity.

Por otra parte, los niños de hoy se encuentran más estimulados y autónomos que nunca. "Existe una mayor simetría familiar y una autoridad más consensuada y negociada que da como resultado niños que no dudan en hacer valer sus demandas con buenos argumentos", apunta Ximena Díaz Alarcón, directora socia de Trendsity.

La tercera cuestión es que, debido al ritmo de vida actual (más urbano, tecnologizado y acelerado también en la infancia), sumado a la percepción de inseguridad del afuera y menor circulación por espacios públicos, se acrecienta el sedentarismo. La mala alimentación es un problema social e individual asociado a los nuevos estilos de vida.


"Como síntesis de nuestros estudios, la definición de límites y reglas es importante. Sería adecuado que los niños, niñas y preadolescentes que utilizan la tecnología hayan logrado desarrollar recursos internos (fortaleza, juicio crítico, autoestima, confianza, criterio de privacidad) provenientes del offline (padres, escuela, instituciones, campañas) y que esos criterios se incorporen y transfieran al online, que incluye no solo el acceso a contenidos adecuados sino también cierta conciencia de tiempo de uso", explica Mociulsky.

La Academia Estadounidense de Pediatría (American Academy of Pediatrics) no recomienda el uso de las pantallas, salvo para videoconferencias, en niños menores de 18 a 24 meses. Si querés -o necesitás- igual presentarles medios digitales a niños de esta edad, deberías asegurarte de que sean de alta calidad y evitar que los usen a solas.

En el caso de los niños de dos a cinco años, limitá el tiempo frente a la pantalla a una hora al día de programas de alta calidad. Pero es cierto que, a medida que tu hijo crece, no es posible aplicar un único enfoque, por lo que deberás decidir cuánto tiempo al día permitirás que tu hijo use los medios y qué tipos de medios son adecuados.

Los niños siguen haciendo lo mismo que hicieron siempre, solo que, en general, ahora lo hacen virtualmente. Así, tiene sentido que los padres apliquen las mismas reglas en los entornos reales y virtuales de los niños. Esto quiere decir que juegues con tus hijos, que te involucres y que conozcas a sus amigos y lo que hacen juntos.