El Diario de Gualeguay
Desde 1901 al servicio de la región
54 3444 412846
Miércoles, 21 de noviembre de 2018
SUPLEMENTOS • DECO Y DISEÑO
miércoles, 29 de agosto de 2018
Secretos para que la piel de tu cuerpo esté siempre suave
Todas sentimos los efectos de las bajas temperaturas en la piel, que se pone seca y escamosa y parece pedir a gritos más y más crema. El viento, la sequedad y los cambios de temperatura son las principales causas de irritación, y la piel pica y molesta.
Como norma general, se aconseja usar limpiadores menos abrasivos, humectantes mejores (y más aplicaciones por día) y, a la hora de bañarte, una ducha corta con agua no tan caliente en vez de un largo baño de inmersión para no barrer los aceites naturales que protegen la piel. Igual, para ese día en que de ninguna forma estás dispuesta a renunciar al ritual del baño de inmersión, porque fue un día largo y helado, un consejo: reemplazá las sales de baño por una gota de aceite de oliva en el agua. Además de ser antioxidante, humecta naturalmente la piel.

TRATAMIENTOS
Chocoterapia: el chocolate, por su capacidad antioxidante, arremete contra los radicales libres y reduce la inflamación de los vasos sanguíneos, lo que mejora la circulación. Además, hidrata, nutre, desintoxica e ilumina la piel. Una vez finalizada la sesión, suele sentirse la piel suave, tersa y con brillo.
Dónde: en BioZone, Virrey del Pino 2714. Cuesta $1120 en efectivo, $1320 con tarjeta.

Lifskin: a base de luces led y ultrasonido, emite ondas de distintas frecuencias combinadas con la luminoterapia, que tienen un doble efecto anticelulítico: por un lado, la fricción molecular producida estimula la desfibrosis del tejido adiposo, y por otro, la acción térmica activa la vasodilatación y la microcirculación, lo que mejora el aspecto de la piel.
Dónde: en Bace (av. Callao 1817, PB). Cuesta aprox. $1000 la sesión con un mínimo de 10 sesiones.

RITUALES
Tomá agua: ayuda a eliminar la grasa acumulada en las capas superficiales de la piel, con lo que se atenúa el aspecto de piel de naranja en el cuerpo.
Encremate: buscá una emulsión que tenga el compuesto DMAE. Es lo que permite que la piel se vea tensa y humectada y reduce la piel de naranja.
Mimate: después de bañarte, secate con una toalla esponjosa, pasate crema en todo el cuerpo, mirate al espejo y agradecete por tomarte un rato para vos.

Crema corporal Soft Milk: piel suave y fresca sin dejarla grasosa (Nivea, $55). Ureadin Spray & Go: deja sensación de suavidad y acabado sedoso en la piel (Isdin, $531). Leche hidratante: con aceite de castaña, rico en omega-6 y omega-9, esenciales para la nutrición de la piel (Natura Ekos, $320).

EL PODER DE LAS CARICIAS
Tomate todo el tiempo del mundo para nutrir tu piel y para disfrutar de cada caricia que te hacés cuando te aplicás un producto. Está probado científicamente que tocarse o dejarse tocar es la mejor medicina para la mente y el cuerpo.

El sentido del tacto posee millones de receptores diseminados por el organismo. Estimularlos a través de las caricias o los masajes tiene efectos tanto en el cuerpo como en el cerebro: produce mejoras en el sistema inmunológico, estimula la producción de neurotransmisores de la felicidad (endorfinas, dopamina, serotonina) y disminuye el estrés.

En algún momento del día:

Masajeate el cuero cabelludo mientras te bañás.
Hidratá tu cuerpo durante o luego de la ducha.
Masajeá tus codos, tobillos, rodillas o huesos de la cadera en círculos.
Probá distintas texturas para cuidar la piel de tu cuerpo: cremas, exfoliantes, cepillos suaves, aceites, brochas, etc.
Expertas consultadas: Dra. Daniela Sánchez. Directora médica de Bioesthetics Health & Beauty Club. www.bioesthetics.com.ar. Dra. Irene Bermejo. Dermatóloga. www.irenebermejo.com. Dra. Anabella Carvajal. Especialista en nutrición, estética, medicina ortomolecular y antiaging. www.anabellacarvajal.com. Dra. Cristina Sciales. Directora médica de CS. Romina Sarlinga. Estilista.