El Diario de Gualeguay
Desde 1901 al servicio de la región
54 3444 412846
Miércoles, 21 de noviembre de 2018
COLUMNAS • MÑOR. J. LOZANO
sábado, 08 de septiembre de 2018
Tres dimensiones de la entrega a los hermanos
Por monseñor Jorge Eduardo Lozano, arzobispo de San Juan de Cuyo y miembro de la Comisión Episcopal de Pastoral Social
¿En qué se emparentan nuestra madre la Virgen, Lorena y la Colecta Más por Menos? En que en las tres se evidencia la dimensión de entrega en el amor a Dios y a nuestros hermanos. Veamos.


Cada 8 de septiembre celebramos el nacimiento de la Virgen María y con esta fecha celebramos el inicio del cumplimiento de la promesa de Dios. A nueve meses de haber celebrado su Inmaculada Concepción en este día 8, celebramos su cumpleaños. Por eso es una fiesta que está cargada con un llamado a la alegría.


También en la Argentina, con esta ocasión, se celebra el día de la Vida Consagrada, de aquellos hombres y mujeres que han decidido seguir a Jesús dejándolo todo por el Reino de los Cielos.

En nuestra Diócesis tenemos muchas congregaciones femeninas, tanto monásticas como las Carmelitas, como otras que se dedican a la educación, a la tarea misionera y la atención a los pobres. Están también los Padres Salesianos, Dominicos, Franciscanos y Vicentinos.

Entre las formas de vida consagrada encontramos el Orden de las Vírgenes, mujeres que siguen viviendo en sus familias, en sus casas y teniendo su propio trabajo pero que consagran su vida totalmente al Señor y al servicio de la vida pastoral de la Diócesis.

Diversos carismas, todos ofrecidos para la misma misión evangelizadora de la Iglesia. El Apóstol San Pablo nos enseña que la diversidad de los carismas es un don, un regalo del Espíritu Santo para el bien de la Comunidad.

Pero así como la diversidad es fruto del Espíritu podríamos decir, sin lugar a dudas, que también la unidad y la comunión son fruto del Espíritu Santo. Una unidad y comunión que no son para hacer una única forma de vivir la fe, como si cada comunidad cristiana fuera una copia de un mismo original.

Este domingo 9 de septiembre tenemos una oportunidad muy linda, de fiesta, en nuestra Diócesis, una mujer llamada Lorena consagrará su vida a Dios para el servicio en la Iglesia Diocesana.

Ella entrará así a formar parte del Orden de las Vírgenes, una orden de las más antiguas en la vida de la Iglesia y que hunde sus raíces ya en tiempos de Jesús, con aquellas mujeres que lo seguían como discípulas en la predicación del Reino; también Pablo y los otros apóstoles en la misión evangelizadora, contaron con estas mujeres, que con generosidad de corazón pudieron llegar a los más recónditos en que la tarea misionera se iba desplegando.

De modo particular te pido, entonces, tengamos en nuestra oración en esta jornada a todos los que consagran su vida a Dios, que el Señor les sostenga para que esta riqueza que Dios nos regala, mueva en nuestros corazones una actitud de gracia por el amor que nos tiene.



También este fin de semana se realiza en todas las Parroquias, colegios, en capillas e instituciones católicas de nuestro País, la Colecta Nacional de Más por Menos (+ x -). El lema que nos está motivando es este año “Sumemos juntos a la mesa de todos”, una oportunidad para poder dar un mensaje claro de nuestra solidaridad y cercanía para con los más pobres.

De esta manera se acompañan muchas actividades de promoción humana social y pastoral en las Regiones más necesitadas de la Argentina. Con lo que se recaude se logrará continuar dando respuesta a una gran variedad de proyectos: comedores infantiles y populares, construcción de viviendas por el sistema de ayuda mutua, emprendimientos y capacitación laboral, apoyo escolar, acompañamiento de hogares de niños y ancianos, construcción de salones multiuso o de centros de salud. En fin: una cantidad importante de acciones destinada a la ayuda a los más pobres. Seamos generosos con nuestro aporte.