El Diario de Gualeguay
Desde 1901 al servicio de la región
54 3444 412846
Martes, 16 de julio de 2019
REGIONALES • ACTUALIDAD
miércoles, 10 de julio de 2019
Preocupante: casi la mitad de los conductores argentinos admite usar celular mientras maneja
La cifra surge de un estudio realizado por la Cecaitra (cámara que nuclea a las empresas productoras de software vial). Además, en el informe se desprende que existe un alto grado de desconocimiento de la reglamentación sobre la utilización de estos dispositivos al volante
Una encuesta privada entre conductores arrojó como resultado que casi la mitad de los conductores admite usar celular, dispositivos de localización tipo GPS o aplicaciones al manejar.


El relevamiento fue efectuado por la Cecaitra (cámara que nuclea a las empresas productoras de software vial), que realizó un sondeo telefónico en más de 1.800 hogares con el objetivo de tener una muestra sobre el tema.

En primer lugar, se consultó a los encuestados "Con qué frecuencia mira el celular, aunque sea esporádicamente, mientras está manejando".

Ante esta pregunta, sólo 4 de cada 10 admitió que lo utiliza. Un 15 % de los encuestados asumió que de vez en cuando mira su dispositivo móvil al conducir, el 23% casi nunca y el 6% casi siempre. Mientras que más de la mitad (56%) contestó que nunca lo hacía.

La encuesta también hizo referencia a los dispositivos que se utilizan para ubicarse como el GPS o las aplicaciones como el Waze. Más de la mitad admitió usar esta tecnología para trasladarse (55%): 48% dijo utilizarla a veces y un 7% siempre. El resto sostuvo que no la usa nunca.

"El grupo que asume utilizar el celular mientras conduce constituye una amenaza al tránsito teniendo en cuenta los múltiples peligros que genera el uso la telefonía móvil al volante. Sin embargo, admitir que uno emplea un dispositivo que está prohibido, es un paso hacia la reflexión de las conductas indebidas", destacó Facundo Jaime, vocero del Observatorio Vial de la Cecaitra, en el comunicado en el cual difundieron la encuesta.

Sobre la legalidad del uso de estos dispositivos, en el sondeo 4 de cada 10 sostuvieron que están permitidos, 3 de 10 dijeron que no y el 28% no lo sabía, lo que implica que el grado de desconocimiento de la reglamentación es alto.