El Diario de Gualeguay
Desde 1901 al servicio de la región
54 3444 412846
Viernes, 17 de enero de 2020
SUPLEMENTOS • GUALEYOS
domingo, 12 de enero de 2020
Diario de dos intrépidas argentinas
Hoy comenzamos a compartir el viaje que realizó Mary Trovatto junto a su hija María Belén Delfino por España y Marruecos. Nos hemos reencontrado con Mary quien desde hace muchos años reside en Buenos Aires. Continúa siendo la persona locuaz, simpática y atractiva que conocimos desde muy joven. Su hija María Belén tiene aspectos muy marcados de la carismática madre. En diferentes entregas comparten los recuerdos de un viaje que realizaron el verano pasado.
El 28 de diciembre de 2018 partimos desde el aeropuerto de Ezeiza rumbo a Madrid por la aerolínea IBERIA. El 29 llegamos al hotel, nos abrigamos y pedimos en la recepción mapas e información de las tiendas de ropa y cómo movilizarnos. Nos sugirieron que tomemos el colectivo por un euro cincuenta. Y así lo hicimos, y la verdad no nos podemos quejar, fue fabuloso el paseo en colectivo. Compramos ropa a muy bajo precio comparado con nuestro país. A la tarde recorrimos diferentes barrios de Madrid. Visitamos distintos monumentos y cenamos por unos 16 euros en una hermosa fonda. Había un show de una banda en la plaza central de la ciudad de la cual disfrutamos bailando y viendo a la gente divertirse. Otra cosa a destacar fue el hermoso decorado de las calles y un impresionante Árbol de Navidad. Al otro día y bien temprano nos dirigimos a Toledo, ciudad antigua que se encuentra a unos kilómetros de la capital española. Nuestras fotos quedan cortas para describir semejante maravilla. Lo que podemos decir es que te transportas a la Edad Media; la ciudad se encuentra sobre una sierra cuyo acceso se realiza por un puente caminando, los autos no entran y para llegar a la plaza principal hay escaleras mecánicas. Para aquellos fanáticos de series medievales que están tan en boga en este momento, pueden comprar espadas en Toledo. Tiramos este dato porque Toledo fue un importante centro de elaboración de espadas. Actualmente podes observar al herrero como realiza la espada. También podes encontrar todo tipo de esas armas.

Ya para el 31 partimos de Madrid rumbo a Granada. Durante el trayecto, la arquitectura va cambiando y se impone la árabe. Llegamos a la tarde, la ciudad es hermosa, y lo más imponente es ver en un morro el castillo de la ALHAMBRA al cual visitamos. Es un recorrido muy largo pero vale la pena. Los jardines, las fuentes, los palacios, todo increíble. Llegada la noche tuvimos la opción de tener la cena de fin de año en el hotel, sin embargo preferimos tomarnos un taxi e ir a recorrer el centro de la ciudad. Allí comimos en un local de comida árabe que por casualidad estaba abierto cerca de la plaza principal y luego nos dirigimos a la plaza para realizar el conteo final. Había mucha gente reunida con sus familias y amigos, hacia mucho frio, pero valió la pena la espera, la cual consistió en la tradición de comer 12 uvas antes de la medianoche y pedir un deseo para el año nuevo que viene. Rato después toco una banda y vimos que la gente salía de sus casas con botellas y vasos para brindar en la calle. Todos estaban vestidos de manera formal. Las chicas super bien vestidas con minis y tacones altos. Esto nos llamó la atención porque la temperatura bajó bastante, sin embargo esto no impidió a la gente ponerse su ropero encima. Tipo 2 am tomamos un taxi y regresamos al hotel. El día 1 de enero de 2019 partimos para el estrecho de Gibraltad; ya veíamos el océano desde el micro. Pasamos por paisajes bellos junto con mega mansiones y yates. Al llegar al puerto había un castillo medieval hermoso. Hicimos los papeles necesarios y nos embarcamos en el ferry para Marruecos. El viaje dura una hora y media. Tienes la opción de comer algo o comprar perfumes a bordo. A eso de las 15 llegamos a la ciudad costera de Tanger, en Marruecos (Noroeste de África).
Sobre la estadía en Marruecos, les comento en la próxima semana.
(continuará)