El Diario de Gualeguay
Desde 1901 al servicio de la región
54 3444 412846
Domingo, 24 de mayo de 2020
COLUMNAS • LA NOTA CLARA
domingo, 17 de mayo de 2020
Abogados, piden Justicia
Nos permitió conocer el alto malestar el Presidente CAER local Gastón A. Justet, las posturas y las preocupaciones que existen en la actividad. Hace tiempo que se reclama por distintas vías y han decidido hacer cada vez más público la incomodidad ante la ausencia y extensiones en el servicio de Justicia. El reclamo es directo al máximo órgano del poder judicial. Trazando un panorama desde la atención virtual, del personal y haciendo hincapié en los salarios cobrados por todos los actores del poder mismo.
Como la llevan a la actividad hoy los abogados a 60 días del aislamiento?
Esta situación de crisis y aislamiento ha golpeado fuerte no solo en la salud, sino también en la economía; y los abogados no son la excepción. Esto nos debe permitir un análisis de dos facetas. Por un lado la interrupción de la actividad profesional por casi 60 días, con la consabida consecuencia económica dañosa, actualmente con un restablecimiento parcial. Por el otro lado, y creemos el más importante, es la interrupción del servicio de Justicia por más de dos meses y seguimos contando.
Desde el primer acuerdo del Superior Tribunal de Justicia de Entre Ríos allá por mitad de Marzo; el Colegio de Abogados de Entre Ríos se puso a trabajar para un pronto restablecimiento de las actividades del Poder Judicial, se elevaron un sinnúmeros de propuestas, cursos de acción etc. En este sentido nuestra Seccional aportó su punto de vista. Actualmente nos encontramos con un Poder Judicial que solo atiende cuestiones de urgencia o procesos que dan por terminadas actuaciones ya con sentencia y se le agregó desde el 4 de Mayo los procesos sucesorios. A esto se debe adicionar que el STJER dispuso la modalidad de trabajo a puertas cerradas, es decir sin atención normal al público salvo cuestiones muy puntuales como el fuero penal. En este sentido debemos destacar que según lo que los colegas nos comunican a diario y con mucha preocupación de lo que se desprende de sus accesos vía web, muy pocos Juzgados han cumplido acabadamente con dicho cometido, los restantes han hecho de forma posterior mesuradamente; y en algunos casos todavía no hemos podido percibir el impacto del trabajo en nuestras mesas virtuales. Esto llevó a la paralización de los procesos y contínuas quejas de los ciudadanos a los cuales somos los abogados quienes damos la cara por ello.

La tecnología ayudó o complicó, recuerdo capacitaciones ?

Para el desarrollo en el contexto de pandemia o de “trabajo moderado”, se habilitó por parte del STJER un sistema de presentaciones electrónicas a partir del 4 de Mayo pasado, de videoconferencias para celebrar Audiciencias, de turnos para la entrega o retiro de documental o expedientes, sumado al de notificaciones electrónicas ya impuesto desde el Octubre 2019 nos coloca en una situación de trabajo casi impersonal. Es decir, que el contacto con quienes deben atender al público es mínimo o nulo según el proceso que se debiera llevar a cabo.

Los colegas se adaptaron a la nueva forma de trabajo, pero todavía resta que los diferentes órganos del poder judicial unifiquen los criterios pues de esa diversidad de interpretaciones se han suscitado inconvenientes que repercuten en el trámite de las pocas actuaciones que hoy se pueden llevar adelante y una normalización que debiera darse claramente por falta de inversión y capacitación.


Insisto, hasta capacitación para evitar en Tribunales el papelerío ?
La idea de todo este avance tecnológico en el proceso es justamente esa, la de ir camino al expediente electrónico y eliminar el soporte papel. Para eso todavía queda tiempo, experiencia y formación. El proceso se adelantó por toda esta situación de crisis sanitaria.
Al inconveniente de un nuevo esquema de trabajo se debe adicionar la evidente falta de inversión en sistemas, servidores, equipos y personal, lo que hace aún más tortuosa la implantación del nuevo sistema.
En el caso de Gualeguay, se ha invertido poco en equipamiento. El personal prácticamente conoce al igual que nosotros un sistema que debieran haberse capacitado con tiempo. Hay un solo encargado de informática y debe realizar el mantenimiento de un sistema que abarca dos Juzgados civiles, un Juzgado laboral, un Juzgado de familia, dos defensorías, un órgano fiscal con 4 fiscalías, un Tribunal de juicio y apelaciones, un Juzgado de paz, y demás dependencias. Eso denota la clara improvisación, y política poco clara en cuanto a criterios de interpretación de protocolos e instrucciones, que son llevado incluso a que algunos juzgado prácticamente nos atiendan en la calle. Es curiosa esta situación de reparo de normas de salubridad del Poder Judicial, pues sus miembros son ciudadanos al igual que nosotros y transitan las mimas calles, van a los mismos comercios, etc, pero al llegar a su lugar de trabajo no encontramos la solidaridad que debiera haber para quienes somos auxiliares de la justicia.

Cuáles son las razones por las que se sigue sin tener servicio de justicia?
Si nos ponemos a analizar la cuestión y de acuerdo a lo que hemos concluido con todos los representantes de la provincia, no la encontramos. Tampoco nos la ha manifestado el STJER en sus acuerdos de suspensión, limitándose a citar la normativa nacional que no es la realidad de nuestra provincia. Sobre este último punto quiero insistir, pues el escenario de hoy es que el aislamiento social está regulado por cada Provincia. En esa misma línea el servicio de Justicia es considerado esencial pues ahí se dirimen alimentos, incapacidades de trabajadores, indemnizaciones de trabajadores por despidos, sucesiones, y todas las actividades que ameriten un reclamo de derechos, servicio que está garantizado por la Constitución Nacional. En nuestra provincia no existen impedimentos económicos que limiten al poder Judicial prestar servicios pues los salarios se perciben, y el presupuesto para inversión en capital es transferido por el Poder Ejecutivo. Asimismo, los casos de coronavirus en la provincia no han aumentado y apenas llegan a 29 al día de la fecha. Entonces es inexplicable por que el STJER no desea aún con todos los medios a su alcance y la colaboración de los abogados que somos los que ponemos la cara ante el ciudadano, reiniciar plenamente las tareas. Por eso pedimos que la ciudadanía tenga plena conciencia de que hoy nuestro servicio de justicia se encuentra detenido por una decisión de su máximo órgano.

Han definido alguna medida de acción llevar adelante los abogados?
Los cursos de acción si bien van siendo consensuados por todo los presidentes de sección de la provincia, nosotros por nuestra parte hemos tomado la iniciativa en varias cuestiones. Días pasados entregamos un petitorio con el objeto de restablecer el servicio de justicia pleno a partir de este próximo Lunes 18 de Mayo. A ello le hemos sumado con nuestros colegas de Gualeguay el pedido a las autoridades de la provincia desde nuestro Colegio que como medida ejemplificadora retire los representantes del Consejo de la Magistratura y del Jury de Enjuiciamiento con el objeto de repudiar que se siga erigiendo una justicia que se aleja de la gente. Asimismo solicitaremos la inmediata intervención de las autoridades políticas de nuestro departamento, el Intendente de la ciudad y General Galarza, la Diputada y el Senador, a los fines de que activen los resortes legales para calificar y hacer cumplir en sus responsabilidades al Poder Judicial. Asimismo vamos a dirigirnos al Gobierno Nacional para que también realice sus gestiones para el restablecimiento del servicio de justicia en nuestra provincia, pues no puede seguirse la tónica del Poder Judicial con sede en CABA en virtud de que nuestra realidad epidemiológica es totalmente distinta. Parece más una excusa que una causa.