El Diario de Gualeguay
Desde 1901 al servicio de la región
54 3444 412846
Domingo, 24 de mayo de 2020
SUPLEMENTOS • ESPECTÁCULOS
martes, 19 de mayo de 2020
Coronavirus: protocolos y propuestas para la vuelta de la música
El Ministerio de Cultura santafecino aprobó la utilización de espacios para la realización de shows y su difusión vía streaming. En la misma línea y con otras ideas, el sector prepara alternativas para el retorno de ensayos, clases, grabaciones y shows.
Uno de los principales interrogantes en el ámbito cultural es cuándo retornarán los conciertos en vivo, con público presente en un mismo tiempo y lugar. Si bien no hay certezas sobre el regreso de la música en vivo, están empezando a surgir diferentes propuestas y protocolos sanitarios para la reactivación del sector. ¿Cómo pretender la realización de un recital en vivo si aún no están permitidas las reuniones sociales recreativas? ¿Cómo esperar, por ejemplo, la presentación de una banda cuyos integrantes no se pueden juntar hace más de dos meses a ensayar? Así y todo, algunas cosas están empezando a moverse.En esa línea vienen trabajando de manera firme varios colectivos culturales y asociaciones. Un caso es el de la Asociación Civil de Managers Musicales Argentinos (Acmma), que diseñó un protocolo para habilitar el trabajo en estudios de grabación, salas de ensayo y "abrir la posibilidad de hacer transmisiones profesionales” -con buena calidad de imagen y sonido- vía streaming, para que luego puedan ser monetizados por los artistas. Por lo pronto, se trata de actividades sin la presencia de público y con grupos reducidos de trabajo. La propuesta fue presentada la semana pasada a los ministerios de Cultura de la Ciudad y la Nación y al de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica de la provincia de Buenos Aires.

“Esto surge por la necesidad que tenemos de seguir trabajando en las producciones pendientes y también para intentar readaptarnos a lo que nos toca vivir por la pandemia”, explica Guillermo González, integrante de Acmma y manager de La Vela Puerca, y dice que es una posibilidad, por ejemplo, de ir a un estudio a grabar nuevo material. “Y de intentar a través del streaming generar una herramienta muy pequeña que nos permita reactivar la cadena de valor. Por eso también planteamos la posibilidad de grabar un show en una sala." Esta última opción sería con la presencia de técnicos de sonido, además de los músicos.

El protocolo que propone Acmma se ajusta al marco legal vigente sobre las medidas preventivas tendientes a “garantizar la salud de las personas y el control de la propagación del virus”. Busca “asegurar la continuidad de las actividades musicales garantizando la prevención en todas sus fases”. Entre las rigurosas medidas preventivas individuales, se encuentran la correcta higiene de manos, la distancia mínima de un metro entre las personas, evitar tocarse ojos y manos, ventilar y limpiar los ambientes, desinfectar instrumentos y equipos de trabajo, entre otros.

También se recomienda evitar el transporte público para llegar al espacio físico (sala, estudio) y se sugiere realizar estas actividades en horarios nocturnos o de poca circulación de personas en la vía pública. También “se comprobará la ausencia de sintomatología y realizará un control de temperatura previo al ingreso a la sala o estudio”. Y en cada espacio “se proveerá de barbijo diariamente a cada empleado o en su defecto tapabocas y máscara facial además de guantes de látex o nitrilo”.

“Nos movemos en un rubro donde existen las habilitaciones y protocolos para cumplir, entonces no es algo ajeno para nosotros. Pero sí nos parece que tenemos que tomarlo con la seriedad del caso. Esto no permite que un grupo de amigos se junte a ensayar, es una medida profesional”, resalta González sobre este protocolo que fue diseñado por trabajadores del sector junto con un equipo de ingenieros en seguridad e higiene. La propuesta fue entregada la semana pasada al ministro de Cultura porteño, Enrique Avogadro, y su equipo ya está trabajando. “Estamos viendo los detalles para que pueda ser tenido en cuenta en el próximo decreto. Sería la reactivación de una actividad productiva”, se entusiasma González.